Me producía una sensación de insatisfacción visitar lugares remotos, en los que la naturaleza y la vida salvaje aún ganan la batalla, por el momento, contra la destrucción inherente al progreso, y que estas impresiones se quedaran tan sólo en mi memoria.
Fue en el año 1.991, durante un viaje a Kenia, cuando comprobé que mis dos pasiones, la fotografía y la observación de la vida salvaje en su estado más puro, podían conjugarse en una sola. Desde entonces no he dejado de visitar países lejanos, en los que he reflejado, con mi voluminoso equipo fotográfico, las imágenes que más me han sobrecogido. Espero continuar con esta pasión muchos años, para poder plasmar con mis objetivos lugares de frágil belleza, de los que, inevitablemente, no vamos a disfrutar durante mucho tiempo más debido a la degradación que lleva consigo el desarrollo económico.
Es mi intención abrir con esta “web” mis imágenes a la red, para compartirlas con quienes sienten la misma pasión que yo por los viajes y la naturaleza, o con quienes simplemente gustan de pasar un buen rato contemplando fotografías.


Back to Top